CUADERNO DE BITÁCORA

Espacio para imaginar un nuevo ecosistema

Esto es un espacio de creación colectiva. Un cuaderno de bitácora de la experiencia del I Campus Arte-Turismo, Gran Canaria 2017. Una travesía compartida por los participantes de las distintas actividades del evento. Una narración en proceso.

  • photo from Tumblr

    Otra forma de hacer turismo


    No se olviden de que están aquí para hacer turismo! Insistía Manena  cada noche al ver que el grupo  - unos diez curiosos aventureros de distintas procedencias y saberes-  discutía hasta altas horas de la noche estrategias para llevar adelante un proyecto nada trivial: imaginar nuevas formas de relación entre arte y turismo.  Y es que las ganas de hacer algo significativo, de montar una exposición y de poder compartirla con la gente de Tejeda eran muchas!

    Era la primera vez que estaba en Tejeda, no conocía nada de su historia, de su belleza y tampoco de su gente. Desde el primer día me pareció que hacer turismo en un sitio tan bonito no era para nada algo difícil, por el contrario, fue muy fácil dejarme llevar por sus calles, su tranquilidad, sus vistas y por supuesto, su gente. Comer en los restaurantes del centro con unas vistas encantadoras o disfrutar de un paseo sosegado al atardecer justo antes de caer la noche,  no sólo hacen parte del encanto del lugar sino que nos invitan a reflexionar sobre las cosas importantes de la vida, entre ellas claro, el arte.

    Y es que si como sostiene la poeta Matilde Campilho, el arte tiene una función de salvación, repensar el turismo a partir del arte  nos aproximó en Tejeda a los aspectos menos conocidos del turismo y más cercanos a su gente. Por eso sólo me queda decir gracias al excepcional equipo y estupendo grupo por una experiencia inolvidable.  

    01/14/18

  • photo from Tumblr

    EXPERIENCIA EN TEJEDA

    Me parece realmente complicado concentrar en unas cuantas líneas todo lo vivido en esta experiencia tan peculiar y bonita. ¿Cómo puede ser que un grupo de desconocidos convivan y sean capaces de llenar un “cajón desastre” en tan pocos días? Nuestro querido cajón desastre… Que en algunos momentos nos pareció tan imposible de llenar, sin darnos cuenta que en el fondo era muy sencillo. Yo, personalmente, nunca imaginé que la gente de Tejeda fuese a ponérnoslo tan fácil, desde recuerdos, objetos, una pequeña charla (que en realidad, por suerte para nosotros, luego nunca era tan pequeña) y sin lugar a dudas la gran ayuda de los guías que tuvimos, proponiéndonos actividades tan diferentes y desconocidas como útiles. Desde entonces la palabra deriva, para mi, tiene un significado bien diferente.

    Por su parte los organizadores son otra pieza clave, pues son quienes reunieron las piezas para este puzzle y tuvieron la visión necesaria para prever que de una manera u otra todo iba a encajar a la perfección. Y ¿cómo no? las piezas de dicho puzzle, los geniales compañeros de este proyecto. Esa peculiar familia que se acabó creando y que sinceramente me ha encantado. Me siento muy afortunada porque creo que de absolutamente todas las personas que han participado en esto he aprendido algo, y junto con los momentos especiales, son las mejores cosas que me llevo de esta experiencia. No menos importante fue el poder disfrutar de un entorno tan bello y desconocido como es Tejeda, sus cumbres, la comida típica, las costumbres, etc. que no son más que otro perfecto recuerdo que me guardaré para siempre.

    Paula.

    01/14/18

  • La cualidad principal del turista o viajero es la impertenencia –en mayor o menor medida– al medio al que se expone. El desconocimiento del territorio y la relación e impregnación con él es el punto de entrada por el que se aborda la experiencia turística en Tejeda.

    El taller:

    Un espacio-tiempo de profunda reflexión, relación y cuestionamiento de conceptos e ideas aprehendidas, que busca huir del resultado como objetivo para centrarse en el proceso como fundamento. Un espacio de límites temporales difusos, relaciones conscientes, espacios habitados –en su más puro sentido: apropiados, conocidos, investigados y disfrutados– y presencias compartidas. Un espacio para la cotidianidad –breve pero intensa-.

    La experiencia:

    Me veo obligado, y quiero, agradecer a todos los que han hecho posible esta experiencia. A todos por sus ganas, su energía, su buen rollo, por ellos mismos… A todos y sobretodo, a cada uno de los miembros del grupo sin quienes no me llevaría un recuerdo de Tejeda en navidad así de inolvidable.

    Gracias.

    Luis.

    01/12/18

  • Reflexiones

    odesacampos:

    El pasado mes de diciembre participé en el taller residencia del  I Campus Arte-Turismo en Tejeda, organizado por Espacio Guía  y el Instituto de Arte Contemporáneo y con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Tejeda.  Durante los 5 últimos días del año un grupo de 10 personas con perfiles muy distintos realizamos una inmersión de turismo cultural activo en el municipio de la cumbre, que nos permitió adentrarnos en la esencia y alma del territorio.  Mediante las dinámicas que guiaban los cuatro coordinadores del taller (Irene León, Tebu Guerra, María García y Clara Maseda) derivamos por Tejeda reflexionando sobre algunos conceptos e ideas que a priori se propusieron; el uso del tiempo, el tejido social, la identidad y territorio y el uso de las nuevas tecnologías.  

    Uno de los aspectos más interesantes de la residencia  resultó ser la conexión inmediata del grupo que participábamos en el taller. Las distintas perspectivas y modos de entender y hacer convertía la acción en un proceso de aprendizaje continuo. Desde el principio se nos ofreció la libertad necesaria para auto-organizar un proyecto que mostrara el resultado de nuestras derivas e inmersión en el territorio y que tenía que culminar en la producción de un proyecto expositivo en la Sala del Museo Abraham Cárdenes. 

    Para la producción de los contenidos de la exposición Tejidos, recuperando la memoria colectiva de Tejeda, el equipo se acopló como un puzle, implicándose desde su mirada profesional y apoyando en las tareas necesarias para la muestra. Entendimos de forma colectiva que necesitábamos mapear nuestra propia inclusión en el lugar y expresar nuestro reconocimiento y cariño a las personas que nos abrieron las puertas de sus casas y de sus recuerdos. Además, pensamos en que los contenidos debían traspasaran los muros de la sala, interviniendo directamente en los ventanales como espacio no sólo expositivo sino también artístico.  

    En cuanto al discurso curatorial, el territorio se manifestó como elemento vertebrador  del proyecto expositivo y sus habitantes lo dotaron de contenidos, con sus recuerdos (conservados en tarros de cristal), objetos prestados y testimonios que se recogen en la proyección y en los maravillosos  retratos que Marta creaba mientras conversábamos con los habitantes que participaban en las acciones.

    Por último,  quisimos introducir en la sala algunos aspectos que creímos vitales o esenciales para entender y conocer este impresionante territorio y los que en él habitan;  los olores de la cumbre,  el particular  uso del tiempo (haciendo hincapié el de las incombustibles mujeres rurales) y las sensaciones que nos despertó cada rincón de Tejeda, materializado en conceptos e ideas que se dibujaron en los ventanales del Museo Abraham Cárdenes. 

    Gracias a cada una de mis compañeras/o  (las Martas, Luis, Astrid, Silvia, Paula, Victoria, Daura y Raquel) a las/os coordinadores (María, Tebu, Irene y Clara) y a Fernando, Manena y Matilde.

    01/10/18

  • Tejeda Presente

    Después de 10 días creo que es hora de plasmar cuál fue mi experiencia en este I Campus Arte-turismo cultural en el pueblo de Tejeda, Las Palmas de Gran Canaria.

    Voy a remontarme un poco al inicio, y solo unas semanas antes me llamaron para vivir esta experiencia que finalmente se ha convertido en un recuerdo inolvidable.

    Incertidumbre, ansia, ganas, miedo, intriga, pasión, melancolía, tristeza, alegría …. Sentimientos que me inundaban antes, durante y después de mi estancia en este rinconcito de la isla, y como no acordarme de mis compañeros, mentores y directores de este proyecto tan espectacular, que me han hecho salir de casa, de mi comodidad e ir totalmente sola, sin conocer a nadie, y eso ha sido lo mejor que he podido hacer.

    Ya centrándonos en este proyecto o campus, donde estuvimos conviviendo una semana, un grupo de 10 personas, 4 mentores y nuestros directores en un albergue del pueblo de Tejeda.

    Quería contaros, como el primer día en la hora de la comida nos hicieron una pregunta para las presentaciones, y era que, ¿cómo te definías tu en el territorio? Y yo pensé, ¿Qué es esto? ¡No tengo ni idea! Pero ciertamente tiene mucha razón, y fue la pregunta clave. Es muy difícil definirse uno en el territorio, pero también es verdad que te hace mirar dentro de ti, en qué entorno te mueves, qué sientes, ¿quién eres? Son preguntas que no solemos hacernos y que te ayuda a ver donde te sitúas en este mundo.

    Y esto tan solo fue el principio, tuvimos a los largo de los días, unos ejercicios que nos ayudaron a empezar a crear ese cajón desastre, con las derivas, que me encantaron, no hay cosa más loca que haya echo para exprimir mis ideas, lo recuerdo con mucha alegría.

    Poco a poco, esto nos ayudo a ir de la nada a ir llenando ese “cajón destratre” que finalmente expusimos en la sala del museo del pueblo, y ¿que decir del pueblo? Fue un pilar y un soporte necesarios para el logro que obtuvimos.


    De las vistas, y la belleza de Tejeda, ¿qué puedo decir? Si era despertarnos por la mañana y encontrarnos lo primero de todo a nuestra izquierda el Roble Nublo y en un giro de 180 º teníamos el Bentaiga, unas vistas espectaculares que hacían de este paisaje un lugar mágico.

    Y por las noches más de los mismo, teníamos ese manto de estrellas en el cielo que parecía como si estuvieran protegiendo las cumbres.


    Quiero dar las gracias a todos por regalarme esta experiencia. Siempre lo tendré presente en mi corazón.


    Victoria

    01/10/18

  • Nuestro cajón desastre.

    Al principio todo fueron dudas y es que, ¿alguien realmente sabía cómo iba a acabar todo aquello? Personas dedicadas a distintos campos profesionales que convivirían durante casi una semana en un albergue en Tejeda. Parecía la sinopsis de una novela de Agatha Christie. Pero bueno, esta vez no hubo asesinatos; por suerte. 

    Creo que la experiencia fue bastante enriquecedora. No sólo pudimos conocer a personas increíbles y aprender las unas de las otras, sino que además llegamos a conocer ese pueblo como la palma de nuestras manos. Un pueblo que desde el primer momento nos acogió con los brazos abiertos y que fue una pieza esencial de nuestra ruta turística. Unos pueblerinos que acabaron abriéndose a nosotros, narrándonos recuerdos que ahora se encuentran escritos y enfrascados en esa ventana de la sala de exposición del museo Abraham Cárdenes. Ha sido una gran suerte el poder compartir esos últimos días del año con todos ellos y con ustedes. 

    Creo que todos hemos sido un pilar imprescindible. Todos hemos puesto nuestro granito de arena de una forma u otra en este proyecto. Proyecto que, en un principio, tan sólo era una habitación vacía de paredes blancas y que acabó siendo un cajón desastre (pero organizado).  

    Ástrid.

    01/09/18

  • photo from Tumblr

    Hemos concluido el I Campus Arte-Turismo, dejando un trabajo plasmado a modo de exposición en el museo de Tejeda hasta el 20 de enero. Entrevistas, material artístico, fotografía, elementos recuperados por los residentes y mucho más.

    La simbiosis de todos los componentes del Campus provenientes de distinta disciplinas, ha sido la clave para co-crear nuevas formas de observar, recopilar, plasmar y entender el binomio Arte-Turismo.

    Tradiciones, identidad, gastronomía, territorio, tecnología, jóvenes y mayores, residente y turista, todo se mezcla e interactúa en el tiempo para conformar un destino único y auténtico, lejos de la globalización y de las antiguas malas prácticas turísticas. El excelente servicio al cliente de los trabajadores hosteleros y de servicios de la zona y, la hospitalidad sobresaliente de los residentes, proporciona un valor añadido al lugar.

    Tejeda ha sabido mantenerse y posicionarse de forma sostenible, siendo capaces en el I Campus de Arte-Turismo de ver, vivir e intentar resaltar su esencia desde otros puntos de vista, acercándonos al residente y por supuesto, al turista.

    01/05/18

  • photo from Tumblr

    Por el presente.

    12/30/17

  • photo from Tumblr

    En unas horas comienza la exposición. Están todos invitados!

    12/30/17

  • photo from Tumblr

    Nuestro mapa de recuerdos va cogiendo forma.

    12/29/17

  • photo from Tumblr

    Capturando recuerdos.

    12/29/17

  • photo from Tumblr

    El Bentayga, junto al Roque Nublo, es uno de los implacables roques que observan inmóviles la vida en Tejeda. Pero, ¿sabían que este roque fue un elemento clave en el asedio de los aborígenes durante la conquista española?
    Este Roque fue su fortaleza, su refugio, durante aquellos tiempos de batallas. Y, hoy en día, para sus habitantes, es lo que mejor representa el pueblo de Tejeda.

    12/29/17

  • photo from Tumblr

    Tejeda como nunca la habíamos visto antes: los recuerdos perviven en el tiempo

    12/29/17

  • Tejeda: Un lugar inhóspito que muchos creen conocer, pero pocos conocen.

    Cada año un número creciente de turistas visita este pueblo en mitad de Gran Canaria. Pero, ¿qué es lo que le da a Tejeda el reconocimiento de “uno de los pueblos más bonitos de España”? ¿El vertiginoso paisaje de sus barrancos y montañas? ¿Esos roques tan característicos de Gran Canaria? Muy probable. Pero, realmente, ¿qué se esconde más allá del Roque Nublo o del Roque Bentayga? ¿Cuál es el verdadero tesoro que se cobija entre estas montañas? 

    Dejando de lado la calidez que se oculta en estas laderas y el “jodido pelete” que nos congela las manos, hemos ido conociendo el verdadero pueblo de Tejeda. Un pueblo constituido por cerca de dos mil personas que llevan consigo miles de historias y recuerdos que hacen que Tejeda sea uno de los pueblos más bonitos de España.

    12/29/17

  • NOTA_PRENSA_ARTETURISMO.pdf

    12/27/17


  • Derivando en limones


    12/27/17

  • photo from Tumblr

    #Tejeda, más que #belleza… es #magia

    12/27/17

  • photo from Tumblr

    Acechando

    12/27/17

  • photo from Tumblr

    #Identidad, #singularidad, #tradición, #producto y #paisaje. Un lugar encantador donde parar el tiempo y sentir

    12/27/17


  • “¿Como definiría Tejeda con una palabra?”


    12/27/17

  • photo from Tumblr

    Tejeda: frío en las manos y calor en el corazón.

    12/27/17

  • photo from Tumblr

    Redescubriendo la magia de Tejeda: la luz como fuente de inspiración.  

    12/27/17

  • Arte-Turismo, a playlist by Daniel Santiago on Spotify

    Eloy Fernández Porta nos regala este archivo sonoro a propósito de su intervención en el GRUPO DE DISCUSIÓN del CAAM: El arte y la incorporación del turista crítico, que comparte con Noemí Tejera. 

    Jueves 28 de diciembre 2017, Las Palmas de Gran Canaria

    12/27/17

  • photo from Tumblr

    CAMINO DE LAS CUMBRES

    Martes 26 de diciembre, a las 11.00 AM -en unas horas- comienza el taller de Tejeda y el Campus. De ahora hasta el día 30 vamos a compartir la experiencia con más de 40 participantes directos, además de una cantidad de público asistente y/o interactuante difícil de estimar. ¡SEAN TODOS BIENVENIDOS!

    12/25/17

  • Las posibilidades contemporáneas de estar en el mundo apenas se han explorado
    Rosario Miranda

    12/25/17